Energía solar y el camino hacia la sostenibilidad.

Los costos de producción de los páneles solares han disminuido y su eficiencia ha aumentado al punto de convertirse hoy en la fuente de energía más barata del mundo. Esta sin duda es una gran oportunidad para LatAm.

Image for post
Image for post

Hace poco en uno de mis posts comentaba que actualmente las energías provenientes del sol y el viento son las más baratas del planeta. Esto nos acerca a ese futuro que crecimos viendo en televisión y que realmente hoy es parte de nuestro presente.

El pasado 12 de octubre se reportaba que el 100% de la demanda de electricidad en el sur de Australia se cubrió con energía solar y no debería sorprendernos. La caida de los costos en la producción de páneles fotovoltaicos y la mejora de su eficiacia hacen que hoy, la opción lógica para satisfacer la demanda de electricidad sea el sol. Atrás deben quedar los mitos sobre días nublados.

Esto implica comenzar a instalar páneles solares en todas partes como ya lo hemos visto en las canalizaciones de India, las autopistas de Alemania o los tejados de las escuelas en USA. Y es que cuando la variable económica cambia de forma tan radical, no adoparla a gran escala demuestra falta de inteligencia, visión en los negocios, intereses ocultos o hasta corrupción.

Las energías renovables, principalmente la solar y la eólica, deben asumir un papel protagónico hoy. No sólo por ser más limpias y dar gusto a los ecologistas, sino porque en realidad son las opciones más económicas que tenemos en el presente, además de que también pueden generar más empleos. Durante el primer trimestre de 2020, el Reino Unido logró satisfacer un 47% de la demanda de electricidad a partir de energías renovables y aceptó que estas son entre un 30% y un 50% más baratas de lo que pensaron. Entre enero y junio del mismo año, en Alemania, el 42% de la electricidad consumida se originó del sol y el viento.

En América Latina, las 10 empresas con mayor capacidad para la generación de energía renovable son europeas, entre ellas se destacan Enel, Iberdrola, EDF y Engie, quienes han venido dominando las subastas, especialmente en Brasil, México y Chile. La consultora Rystad Energy espera que los 49 gigavatios (GW) de capacidad renovable de la región se amplíen a 123 GW para 2025. El mayor parque solar de la región se encuentra actualmente en Villanueva, México, es propiedad de Enel y cuenta con una capacidad de 828 MW, se espera que proximamente sea superado por el parque solar de 1.3 GW de Brasil en Minas Gerais, propiedad de Aurora Energias. Brasil también cuenta con complejos eólicos, como Lagoa dos Ventos de 716 MW, propiedad de Enel o el complejo Campo Largo — propeidad de Engie — que consta de Campo Largo 1 (326.7 MW), Campo Largo 2 (361.2 MW) y Umburanas (342.5 MW). Si bien estos son esfuerzos interesantes, el potencial de América Latina es mucho más grande y sería bueno ver más protagonismo y apuestas de empresas locales.

La descarbonización de la economía y de la energía es el paso que debemos dar ya. Los números lo dejan claro y, mientras más rápido actuemos, será mejor para nuestra salud y la del planeta.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store